Como lidiar con el estres en el hogar con 7 consejos para mantener la armonia.


No importa lo mucho que ames a alguien, compartir una casa puede ser una fuente de alegría, pero también puede conducir un a vivir una experiencia de locura. El romance no te enseña cómo lidiar con el estrés en el hogar, especialmente cuando la persona con la que vives pareciera que viniera de otro planeta.

No es una cuestión de Venus vs Marte. Si su pareja viene de un universo donde la gente deja las toallas mojadas en el suelo y aprietan mal la pasta de dientes, lo que necesita es la diplomacia intergaláctica. De lo contrario, el estrés aparece cuando nos irritamos por trivialidades, y puede terminar en una pelea importante. Entonces, ¿cómo hacerle frente? Aquí están algunas ideas prácticas y muy útiles:

Relájese. Usted puede dejar de lado una gran cantidad de estrés en el hogar cuando acepta que los estilos de vida no son ni buenos ni malos. Muchos de nosotros tenemos formas «correctas e incorrectas» de hacer las cosas que se van modificando a medida que maduramos. Y podemos estar sin habla cuando otras personas tienen una visión diferente, o peor aún, si ni siquiera les importa.

Si usted está tratando de guardar silencio, pero su cerebro dice grita. Trate de relájese y considere la forma de pensar de su compañero como una oportunidad para ampliar su punto de vista. Su pareja puede ser más inteligente de lo que usted piensa.

Céntrese en las cosas buenas. Las personas construyen las familias basadas en el amor y el compromiso. Especialmente necesitamos apreciar nuestras familias cuando vemos que día a día el estrés nos hace sentir como si todo se fuera a desmoronar. Ponga alegría en las cosas pequeñas, gratitud, abrace, y ría y comparta todo el trabajo para fortalecer el compromiso, y permitir que las irritaciones triviales se aparten. Además, los niños más felices hacen más tareas.

Al igual que en el resto de la vida, lo que nos centramos en expande nuestro pensamiento, dejamos que el enfoque sea en nuestras bendiciones para permitir que estas crezcan.

Planifique de antemano para eliminar el estrés. Si toda su familia siempre parece estar corriendo en el último minuto para coger el autobús de la escuela o ir a trabajar, tome la decisión de ser más organizado. Usted es la persona encargada de su horario, después de todo. Y se puede acabar con una gran cantidad de estrés en el hogar simplemente reorganizando su tiempo para que se mueva con calma a través de su día.

Permita los estilos de comodidad personal. Todos parecemos estar ligados al tipo de ambiente en el que nos sentimos más cómodos. Algunas personas necesitan una acogedora casa, con un montón de tapicería de felpa y otros objetos que les rodean. Otros sólo pueden relajarse en las habitaciones que son elegantes y despejadas. Su propio estilo de comodidad podría estar en medio de cualquier lugar.

Mientras vivimos con otras personas, tenemos que aceptar que su estilo de confort es tan legítimo como el nuestro, aunque esté lejos de ser nuestro favorito. Que cada uno sea una parte de la creación de los espacios que comparten. Entonces, si sus estilos de confort están a millas de distancia, permitir que cada persona tenga algo de espacio único, lo que ayudará a cada uno a refrescarse y recargarse con energía positiva.

Cultive el respeto a las necesidades de su familia y de su pareja. Por difícil que de aceptar a veces, su casa no es todo acerca de usted. Si parece que su cónyuge “está escuchando” cuando llega a casa del trabajo, su mente aún puede estar llena de prioridades del trabajo. Deje que cada persona en su familia pueda descomprimirse a su manera. Si se les otorga a su propio tiempo, no se sentirán abandonados cuando se tome tiempo para sí mismo.

Cuelgue su ego en la puerta. Hay una vieja historia sobre la leyenda de película Jimmy Stewart. Cuando se le preguntó a su esposa lo que era vivir con una gran estrella, ella respondió que “no era una estrella en casa”.

Si tu ego se interpone en el camino de conseguir la armonía en el hogar, deje de lado su necesidad de controlar, para que su familia sea lo que cada uno de ellos son.

Vaya a un profesional si es necesario. Si alguien en su casa tiene problemas graves de conducta, entonces acepte que la solución está más allá de lo que puede hacer por su cuenta. Algunos factores de estrés necesitan ayuda profesional, y nunca recibirá la ayuda que necesita si solo se preocupa por sí solo. Al final, usted sentirá más paz sabiendo que buscó ayuda.

Por favor, háganos saber lo que piensa en los comentarios a continuación. Y no se olviden de compartirlo en las redes sociales.

Para más consejos y mucha información sobre la forma de lidiar con el estrés, descargando nuestro e-Book gratuito “Libre de Estrés” Aquí; en donde encontrará muchos ejercicios guiados y métodos de relajación para aliviar el estrés, conectar con su sabiduría interior, y disfrutar de un estilo de vida equilibrado.